Médico de familia

Un médico de familia Erik

Un médico general o médico de cabecera es un médico que ofrece atención primaria y especializada en medicina familiar. Un médico de cabecera trata enfermedades agudas y crónicas, y proporciona atención preventiva, así como educación para la salud, a personas de todas las edades y de ambos sexos. Tienen habilidades particulares en el tratamiento de personas con múltiples problemas de salud.

La figura del médico de familia es muy habitual en los Países Bajos y Bélgica y es reconocida por su eficacia. Los “Huisarts” (literalmente: “doctor de casa”) proporcionan cuidados primarios, y hacen funciones de asesoría. La tarea de un médico de familia consiste en escuchar los problemas de salud que sus pacientes tienen, manteniendo una visión general de la situación real. Sus conocimientos generales le proporcionan la solvencia suficiente para saber cuándo es necesaria la intervención de un especialista.

Lo que hace imprescindible a un médico de familia:

– Sus amplios conocimientos en medicina para saber cuándo derivar a un paciente a un especialista.
– Capacidad de obtener y supervisar el cuadro médico de un paciente, incluyendo su entorno, su familia y sus cuidadores, si los hubiera.

En general, el médico de familia podrá tratar un 90% de las dolencias de un paciente, derivando el 10% restante a especialistas.
 

Dr. Erik Rempt